El corazón es el motor de nuestro cuerpo. Si lo cuidamos controlando los factores de riesgo lograremos reducir en un porcentaje muy elevado la primera causa de muerte en el mundo. Toma en cuenta estos consejos para cuidar tu corazón:

  • Alimentación equilibrada. Lo que comemos influye de tal manera en nuestro organismo que seguir una alimentación saludable y equilibrada es la primera medida a tomar para controlar factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes o los niveles elevados de colesterol.
  • Controlar el nivel de glucosa en sangre. Las enfermedades cardiovasculares son responsables del 80% de los fallecimientos en personas con diabetes según la Asociación Americana de Diabetes.
  • Practicar deporte. Mantenerse físicamente activo ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas.
  • Controlar la presión arterial. A la hipertensión, uno de los factores de riesgo cardiovascular más comunes, se la conoce como la “asesina silenciosa”.
  • Abandonar el tabaco. Uno de los factores de riesgo cardiovascular que podemos evitar es el tabaco.
  • Mantener los niveles de colesterol dentro de los límites aconsejados. Manteniéndolos dentro de los límites establecidos alejamos el riesgo de ECV evitando que se formen placas de ateroma en la pared de las arterias.