En la mayoría de los casos, los médicos no pueden señalar la causa exacta de la presión arterial alta. Sin embargo, se sabe que hay varias cosas que pueden elevar la presión arterial, entre ellas:

  • Edad: El riesgo de tener presión arterial alta aumenta con la edad. Hasta principios de la mediana edad, la presión arterial alta es más común en los hombres. En las mujeres, es más probable que se desarrolle después de la menopausia.
  • Antecedentes familiares
  • Tener sobrepeso u obesidad: Cuanta más pesa, más sangre necesitas para llevar nutrientes a tus tejidos. A medida que el volumen de sangre aumenta, también lo hace la presión contra las paredes arteriales.
  • Falta de actividad física: Las personas inactivas tienden a tener un ritmo cardíaco más rápido. Eso incrementa la fuerza de la sangre contra las paredes arteriales.
  • Consumo de tabaco: El consumo de tabaco aumenta inmediatamente la presión de la sangre de manera temporal. Además, las sustancias químicas del tabaco pueden dañar el revestimiento de las paredes arteriales.
  • Demasiada sal
  • Falta de potasio
  • Falta de vitamina D
  • Beber demasiado alcohol
  • Estrés: Los altos niveles de estrés pueden generar un aumento temporal, pero drástico, de la presión arterial.
  • Ciertas condiciones crónicas: Entre ellas, el colesterol alto, la diabetes, la enfermedad renal y la apnea del sueño.

El Dr. Oscar Jesús Sada Calzada es un experimentado y reconocido médico cardiólogo, acuda con él en caso de tener alguna alteración en su presión arterial.